JFK 50 years in memoriam

Tal día como hoy hace 50 años era asesinado un hombre amante del mar. Desde TrabajoNavieras.com queremos rendir homenaje no sólo al presidente de una gran nación como son los Estados Unidos de América, sino al hombre en su faceta menos conocida de su relación con la mar.

En efecto, como es bien sabido John F. Kennedy nació en el seno de una familia acomodada y ya desde muy pequeño se aficionó a los deportes, entre ellos la vela y la natación, donde formó parte del equipo de esta especialidad en la universidad de Harvard. Este conocimiento del mar hizo que se alistara como “marine” en el ejército de los Estados Unidos.

En el curso de la II Guerra Mundial y con 26 años de edad, era el comandante de la lancha torpedera PT-109 cuando el 2 de agosto de 1943 en el área del Pacifico, y cuando se estaban preparando junto con 14 patrulleras más para atacar a un convoy de la armada japonesa, fue arrollada y partida en dos por el destructor nipón Amagiri. Tras la colisión y posterior explosión, murieron en el acto dos marineros y otros dos resultaron gravemente heridos.

Fue aquí donde demostró sus dotes de líder y determinación al lograr alcanzar a nado durante más de cuatro horas junto con los diez tripulantes restantes, la pequeña isla Plum Pudding de 90 metros de diámetro, (hoy rebautizada Kennedy), distante tres millas y media y en un mar lleno de tiburones.
John F. Kennedy junto a su tripulación de la PT-109
Al llegar a la isla comprobaron que no había comida ni agua, por lo que Kennedy se lanzó nuevamente al agua para nadar cuatro kilómetros más y acercarse a las islas Naru y Olasana buscando ayuda y comida. En la isla de Olasana encontró cocoteros y agua y allí condujo posteriormente a sus hombres.

La tripulación fue encontrada por los isleños después de sobrevivir seis días a base de cocos. Estos mismos isleños llevaron un mensaje en cayuco a la base de Rendova situada a 35 millas, desde donde partió la patrullera PT-157 para rescatar a los náufragos.

Kennedy fue condecorado por salvar a su tripulación con la Medalla de la Armada y del Cuerpo de Marines, y se le concedió el estatus de "héroe de guerra". En definitiva UN HOMBRE DE MAR.

 Si te ha gustado, pásalo y compártelo, clica ME Gusta en la parte superior derecha