Detenido Francesco Schettino, capitán del Costa Concordia

Francesco Schettino, comandante del 'Costa Concordia', el mayor crucero italiano, naufragado en el mar Tirreno frente a las costas de la isla de Giglio, ha sido detenido, según a confirmado el fiscal jefe de Grosseto, Francesco Verusio.

Verusio a interrogado este sábado durante varias horas a Schettino, después de que en la noche del 13 de enero el barco, con 4.229 ocupantes a bordo, encallara a 500 metros de la isla de Giglio, en la costa toscaza al chocar con unas rocas.

"El capitán se aproximó de forma muy torpe a la isla de Giglio, chocó con una roca que está encastrada en su flanco izquierdo, haciendo inclinarse [al navío] y entrar gran cantidad de agua en un espacio de dos, tres minutos", explicó el fiscal a la prensa. el capitán está siendo investigado por presunto homicidio involuntario y por abandonar el barco.

Asimismo, el fiscal ha decidido requisar el barco y las cajas negras que registran las conversaciones. Según éstas, el impacto se produjo a las 21.45 del viernes, "pero la capitanía no fue advertida de inmediato".

El capitán Schettino, un napolitano de 52 años, explicó que había "golpeado una roca" que no figuraba en la carta náutica. "Mientras navegábamos a velocidad de crucero, chocamos con una roca. Según la carta náutica, tenía que haber habido suficiente agua debajo de nosotros".

E Costa Concordia, estaba navegando normalmente desde Civitavecchia (Roma) a Savona, cuando de repente el buque rozó una roca, ha explicado en un comunicado Gianni Onorato, presidente de Costa Crociere, armador del buque siniestrado.